Entrada destacada

Conclusiones Mobile Insurance en Sudamérica y el mundo 2017 - TBI Unit

El devenir de una sociedad más conectada nos muestra un acostumbramiento general al uso de dispositivos móviles en los diferentes traslados...

miércoles, 22 de septiembre de 2010

La falta de visión de Blockbuster

Hace un tiempo comentábamos lo importante que es contar con información de inteligencia sobre el microambiente del negocio a la hora de definir la estrategia de la empresa. Un caso emblemático que nos deja grandes enseñanzas es el del alquiler de películas.


Cuando Blockbuster se lanzó en Estados Unidos se pensó que el mercado de alquileres iba a estar concentrado en esta empresa y que iban a desaparecer los videoclubs locales, como también ocurrió en nuestro país. Pero en el 97 en el país del norte nacía una empresa que tenía más en claro lo que necesitaban los clientes como: la facilidad en la búsqueda de la película, tenerla más tiempo sin pagar de más y recibirla en la casa. En aquel período aún la banda ancha no era tan masiva como lo es hoy. Pero Netflix ya lo tenía en mente. Comenzó enviando DVDs a los que los pedían desde la web que previamente habían contratado un abono. Blockbuster como líder del mercado se confió en su poder y lanzó más tarde este servicio junto con kioscos automáticos de distribución. Pero el golpe que determinó la caída del grande fue la posibilidad de distribuir las películas vía Internet.

Para el 2007 Netflix comenzó a ofrecer la posibilidad de ver películas y series desde streaming de video por Internet mediante una suscripción mensual, logrando conseguir más de 12 millones de clientes. Viendo esto se propusieron realizar la entrega de este tipo de contenidos o programas a cualquier tipo de aparatos, ya sea juegos para Xbox, Wii o Play Station buscando entrar en todos los dispositivos posibles. Esta disrupción terminó por acabar con las expectativas que tenía Blockbuster de recuperar un mercado arraigados a un viejo paradigma del stock.

Algunas lecciones sobre esta historia para Blockbuster:

Subestimar a los competidores

• No contar con información oportuna sobre el microambiente

• Estar desatentos a una tecnología disruptiva como la banda ancha en los hogares

• No conocer cuáles eran los movimientos posibles de Netflix

• No ver nuevas oportunidades de negocio a través de la distribución online

• Centrarse solamente en locales con stocks físicos sin ver la oportunidad de bits

• No poder tender al stock infinito (ver Long Tail)

Artículos relacionados

Inteligencia competitiva en tiempos de crisis

Los wikis y la inteligencia

¿Dónde se ubica la inteligencia estratégica en la planificación?

¿Cómo nos damos cuenta de la necesidad de contar con inteligencia de negocios?

No hay comentarios: