Entrada destacada

Conclusiones Mobile Insurance en Sudamérica y el mundo 2017 - TBI Unit

El devenir de una sociedad más conectada nos muestra un acostumbramiento general al uso de dispositivos móviles en los diferentes traslados...

miércoles, 10 de noviembre de 2010

Usted puede ser monitoreado

A raíz de la popularidad en la prensa que están adquiriendo sitios de redes sociales de geolocalización como Foursquare y Gowalla, en el último tiempo han logrado reunir grandes sumas de inversores que los ven como las próximas killers apps. Sin embargo, en Estados Unidos su uso no supera el 4%, según una encuesta realizada por Pew Internet en el mes de septiembre de este año.

Por la notoriedad de estos servicios estuvimos indagando cómo funcionan dichas nuevas aplicaciones y servicios en Foursquare y en resumidas cuentas permiten al usuario registrado: marcar los lugares donde se encuentra, compartirlo con amigos y dejar recomendaciones sobre el lugar, marcándolo a través del GPS. También, avisan a dicho miembro cuando se encuentra en un lugar, los sitios disponibles, las recomendaciones de amigos de lugares y otros miembros de dicha red. El sitio al saber la localización también sugiere direcciones, descuentos especiales y envía publicidades. Todo esto premiado en base al uso que se hace desde la red.

Pero qué pasa con la privacidad? Parte de los nuevos planteos en el país del norte están focalizados en ella. En el mundo offline nuestra forma de pagar un producto o servicio estaba relacionada con el dinero. Íbamos a una tienda o negocio, elegíamos el producto y pagábamos por él. Pero qué pasa en estos nuevos servicios por los cuales no pagamos en dinero. Sitios como Facebook, LinkedIn, Gowalla o Foursquare, qué pago reciben desde nuestra parte. Básicamente nuestra información personal, y ésta información termina siendo más valiosa ya que, por ejemplo en el caso de estos sitios de geolocalización acceden a los lugares que visitamos, los gustos principales, los recorridos habituales y a partir de eso las empresas pueden saber no sólo los gustos sino también cómo llegar a nosotros. Pero además de esto está nuestra privacidad, nuestra manera de poder ocultarnos de este gran ojo que nos está vigilando y sabe exactamente lo que hacemos en todo momento y que alimentamos nosotros mismos. Recomendamos leer un artículo sobre este tema y las consideraciones que hacen en un sitio muy sugestivo “Please Rob Me” por la Electronic Frontier Foundation.

Escuchamos comentarios sobre este tema en el mail o dejen sus comentarios en nuestro blog.

No hay comentarios: